El Club de los Chéveres

Vicente Coronel

Estaban atados con sus manos a la espalda y sus cabezas encapuchadas, no podían ver donde estaban ni a donde iban. Paúl dice que hubo un momento en que estuvo totalmente asustado junto a su hermano Juan Fernando, escuchaban los insultos y los nervios de sus secuestradores. Vicente, su papá, se había ofrecido a ir con los secuestradores a abrir la caja fuerte de la joyería, su negocio familiar. ¿Qué les va a pasar si algo sale mal?, pensaban. ¿Qué van a hacer con nosotros? Tenían miedo.

Conocí el corazón de padre generoso de Vichy en el Instituto Ministerial, su fe perseverante en creer que algo sobrenatural podía pasar cuando orábamos parecía no tener fondo. No había rasgos de duda cuando oraba por sanidad, ni titubeaba cuando retaba nuestra fe cómoda a ir más allá. Cuando supimos que Vichy estaba secuestrado con dos de sus hijos, mi corazón temió junto a muchos más. ¿Por qué Dios permitió que eso les pase a sus hijos? ¿Dónde está la protección que Dios promete? Estas dudas se nos cruzaban por la mente.

Unas semanas antes, Bob Capaldi había dicho que probamos nuestra fe cuando nuestra realidad y nuestras creencias chocan. Esa noche, muchos fuimos probados junto a ellos. Nos juntamos a orar escogiendo creer lo que siempre habíamos creído: que Dios nunca nos abandona, qué Dios nos guarda bajo la sombre de sus alas, qué Dios guarda nuestras vidas… La noche terminó, y ellos fueron liberados, estaban vivos. Todos regresaron a casa. ¡Dios se probó cierto! Los protegió y estuvo con ellos, dándoles paz de una manera sobrenatural.

Al día siguiente, con los ladrones aun libres, Vichy manejó el mismo carro del asalto, a la hora de siempre, hacia el trabajo. Desafío su fe una vez más contra el temor que podía tener. Parece que para él ya no era lógico temer al hombre. Dios había probado ser el buen padre que dice que es; había guardado no solo su vida, sino la de sus hijos. Tengo la impresión que desde ese día, descansa en la certeza que su Padre del Cielo es su protección y seguridad sobre todas las cosas en este mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s